martes, 14 de abril de 2009

UNA MAÑANA DE ABRIL...


Viernes 16 de Abril de 2004 ...

Suena el despertador,son las 9 de la mañana,abro mi ventana,hace un día soleado,aún me cuesta adaptarme al cambio qué supone dejar la ciudad y trasladarse a un pueblecito en crecimiento en el cinturón de la urbe...de todo esto hace apenas una semana...

...atravieso el pasillo y me introduzco en la cocina aún a medio terminar de montar o medio empezar,depende de como se miré,el móvil me acompaña en mi mano,lo dejo en la mesa dispuesta a modo de barra de un bar,preparó el desayuno,unas tostadas y un vaso de leche con Cola-Cao,me tomo las tostadas y a continuación el Cola-Cao,pienso en todo lo qué esta por venir mientras miro al suelo,mientras en mi mano sujeto el vaso de leche,lo qué va a traer el cambio de residencia consigo,el no tener ya la ciudad tan a mano...

Suena el teléfono,es Paola,me invade cierto temor a escuchar lo qué no deseo escuchar:"Hola Diego,solo era para decirte qué mi primo Leo murió anoche",su voz transmitía mucha paz y también una gran pena interior,la pena de quien ha visto como se va un ser querido poco a poco,muy despacito...

No puedo gesticular palabra,estoy en estado de shock,aún sabiendo qué más tarde o más temprano este momento llegaría no estaba aún preparado para asimilarlo,se produce un silencio,no puedo hablar,me bloqueo y cuelgo...me derrumbo y rompo a llorar como un niño pequeño,no quiero desayunar,tiro lo qué resta de Cola-Cao por el fregadero,me voy a mi cama y continuo llorando y llorando,no recuerdo nunca haber llorado tanto,tantísimo pude llorar qué me quede dormido de nuevo...

Me despierta mi madre a mediodía cuando llega del trabajo,toca a mi puerta y me dice qué la comida ya esta lista,me observa los ojos tan hinchados y rojos de haber estado llorando,le digo qué no voy a comer y me pregunta qué ha pasado,y le cuento que Leo ha muerto,ella también pierde el apetito en ese mismo momento y se lamenta de mi amigo,aunque apenas lo vio un par de veces sabía qué entre el y yo había unos lazos muy fuertes,una amistad grande,muy grande,tan grande qué nunca aún he experimentado ese tipo de amistad con nadie más,mi madre me deja en mi habitación sentado sobre mi cama,apoyado sobre el cabecero,y empiezo a recordar todos los momentos qué pasamos juntos y se me hace imposible ni siquiera pensar qué ya no esta aquí...

Leo era una persona tremendamente humana,con un corazón enormemente grande,con mucha belleza exterior pero también interior,Leo era una vida,un gran amigo,y el mayor de mis tesoros,

aún hoy lo recuerdo y no entiendo porque la vida es tan injusta y te arrebata lo qué más quieres

pero se qué el aún sigue aquí de algún modo,el esta vivo,porque yo pienso en el,y mientras este en mi ...aunque sea en mi pensamiento,el sigue con nosotros...


Un beso allá donde estés!

Te extraño mucho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario